Criolipolisis

¿En qué consiste?

La criolipólisis es un procedimiento estético no invasivo que utiliza temperaturas frías para reducir la grasa localizada.

Consiste en aplicar frío controlado a áreas específicas del cuerpo, lo que provoca la cristalización de las células grasas, llevándolas a la muerte celular programada.

Con el tiempo, el cuerpo elimina naturalmente estas células grasas, lo que resulta en una reducción de la grasa en la zona tratada.

¿Cómo se realiza?

Se coloca un aplicador en la zona específica del cuerpo que se va a tratar.

Este aplicador succiona el tejido y enfría de manera controlada las células grasas. La temperatura fría provoca la cristalización de las células adiposas, lo que conduce a su destrucción.

A lo largo del tiempo, el cuerpo elimina naturalmente estas células grasas dañadas.

La cantidad de sesiones necesarias pueden variar según el área tratada y los objetivos individuales.

“La belleza comienza en el momento en el que decides ser tú misma”.
Coco Chanel
Diseñadora

Beneficios de la criolipolisis

1. No invasiva: A diferencia de la liposucción u otros procedimientos más invasivos, la criolipólisis no requiere incisiones ni cirugía.

2. Sin tiempo de inactividad: Tras la sesión puedes regresar a tus actividades normales, ya que generalmente no hay tiempo de inactividad significativo.

3. Resultados graduales: La reducción de grasa ocurre gradualmente en las semanas y meses posteriores al tratamiento, lo que puede dar resultados más naturales.

4. Áreas específicas: Puede dirigirse a áreas específicas del cuerpo con depósitos de grasa localizada, como abdomen, flancos, muslos o brazos.

5. Procedimiento cómodo: Aunque algunos pacientes pueden experimentar molestias temporales durante el procedimiento debido a la succión y el frío, la mayoría encuentra que es tolerable.

Si bien la criolipólisis no es una solución para la pérdida de peso general, resulta ser la técnica más recomendablepara la reducción de grasa localizada.